INICIACIÓN A LA ESGRIMA

En el Club Esgrima Coruña (CEC) impartimos clases desde los 4 años hasta adultos sin límite de edad, tanto en esgrima de ocio como de competición. Nuestro sistema de enseñanza incide en el desarrollo de la coordinación y condiciones físicas generales, integrado en el desarrollo de las habilidades específicas individuales. La principal manera de integrar las características de nuestro deporte se realiza a través de juegos .

¿Te animas a aprender este deporte singular e interesante? Puedes comenzar sabiendo mucho de esgrima, o bien habiéndola practicado de forma puntual o, simplemente, porque te apetece probarla, aunque no hayas visto un arma en tu vida. Estás en las mejores manos, te lo aseguramos.

Tanto niños como adultos, una vez pasada esta iniciación, se incorporan a los grupos elegidos. Los pequeños tienen muchas opciones horarias porque sabemos lo duro que es compaginar sus ajetreadas agendas extraescolares.

La esgrima es uno de los deportes más completos. Ayuda al niño/adolescente a desarrollar estrategias y le entrena en la toma de decisiones. Mejora su capacidad de adaptación y concentración y facilita la planificación de su tiempo y tareas. Los chicos y chicas que practican esgrima trabajan la motivación, la competitividad positiva y aprenden a valorar el esfuerzo para conseguir sus objetivos. Si a esto, añadimos la mejora de la forma física y la descarga de adrenalina, tenemos un deporte irresistible.

Si el/la peque cuenta ya con 4 años, podemos incluirle en nuestros grupos de sable-espuma. Esta sección, tan importante y maravillosa está coordinada por uno de nuestros mejores Maestros.

Los objetivos principales de esta etapa:

  • Aprender y perfeccionar habilidades básicas específicas de la esgrima.
  • Desarrollar las capacidades físicas condicionales y coordinativas de los alumnos en función de su edad y características individuales.
  • Contribuir al desarrollo intelectual de los alumnos: capacidades de atención, abstracción, reacción y toma de decisiones.
  • Consolidar hábitos de práctica deportiva regular.
  • Aprender a competir y disfrutar con ello.
  • Adquirir valores positivos asociados al deporte y la competición.